Este es un concurso que puede convertirse en una referencia a nivel internacional

Este es un concurso que puede convertirse en una referencia a nivel internacional

«Creo que el jurado ha visto en mí una voz importante y una técnica sólida»

Ganar el concurso ha significado una experiencia personal importante, bonita, porque ha sido una forma de medir mi fuerza ante el público además de poner a prueba todo lo que he aprendido», afirma la soprano venezolana que, gracias a su potente voz, recibió los mayores elogios del jurado calificador del II Concurso de Canto.
– ¿Ha participado en otros concursos?
- Sí, he participado en unos cuantos. En unos me ha ido bien y en otros no tanto pero de lo que se trata es de ganar experiencia.
– ¿Y en base a su experiencia como califica el concurso de Zamora?
– Es un concurso que puede convertirse en una referencia a nivel internacional. El nivel este año ha estado buenísimo, la organización también muy buena y el jurado de primer orden. Se han presentado más de 70 participantes de diferentes países lo que demuestra que, a pesar de ser tan sólo la segunda edición, cuenta ya con un importante poder de convocatoria.
– ¿Se veía como ganadora?
– Uno siempre que emprende este tipo de retos lo hace con la idea de ganar. Creo que nadie va a un concurso a perder. Sin embargo, a medida que ves el trabajo de los demás ese optimismo puede decaer un poco, ya que hay otros concursantes que también lo hacen muy bien. Porque un concurso es la suma de muchas cosas, no solamente se evalúa la voz sino como la usas, como te mueves en el escenario, como interpretas el estilo, etcétera y claro, llega un momento en que dudas que puedas llegar a ser la ganadora.
– ¿Cuál cree que ha sido el factor que la ha llevado a ganar? ¿Qué vio en usted el jurado que no vio en los otros concursantes?
– Eso es difícil de decir. Creo que han visto una voz importante y una técnica sólida. Y también una seguridad sobre el escenario, porque la gente me decía “tu no te poner nerviosa, ¿no?” y yo les respondía “aparentemente”, pero en realidad claro que sentía muchos nervios.
– ¿Qué aria interpretó en la final?
– Un aria de la ópera “La forza del destino”, de Giuseppe Verdi que se llama “Pace, Pace Mio Dio”, y el personaje se llama Leonora. La escogí porque es una obra que me gusta mucho y que además me viene muy bien a la voz.
– ¿Cómo se inicia en el canto lírico?
– Yo empecé tocando el violín a la edad de siete años. Me formé como violinista profesional y a los 18 años empecé a trabajar con la orquesta sinfónica en Caracas. Además era profesora de violín en un conservatorio, también tocaba en una orquesta de cámara y en una orquesta de música típica de mi país.
– ¿Y qué sucedió?
- Cuando con la orquesta sinfónica empezamos a trabajar la temporada de ópera fue cuando empecé a interesarme por el canto lírico. Yo desde el foso miraba a los cantantes y empecé a imitarlos por los pasillos, en plan broma, pero la gente mayor de la orquesta me empezó a decir que tenía buena voz y que podía ser soprano. Así que quise probar y empecé a estudiar. Luego de un año, mi orquesta hizo un concierto con la música de Verdi y aunque en aquel entonces yo estaba estudiando un aria de Puccini el director me animó a que la interpretara. Así que el día del concierto, llegado el momento, me presentaron, yo dejé el violín a un lado y subí del foso al escenario a cantar. Cuando vi la reacción del público había gente de pie y aplaudían con gran entusiasmo. Fue entonces cuando decidí que lo mío era el canto.
– ¿Eso hace cuánto tiempo sucedió?
– Hace diez años. Fue entonces cuando me vine a Madrid a estudiar canto en la Escuela Superior de Música Reina Sofía. El primer año estudié con Alfredo Kraus y luego otros tres con Teresa Berganza. Después he continuado estudiando con un maestro italiano que me ha ayudado a desarrollar la técnica que tengo ahora así que han sido años de consolidación.
– ¿Este es el primer concurso que gana?
– No, es el segundo. En el año 2005 gané el primer premio en el Concurso de Canto Ciudad de Logroño.
– ¿Cómo viene desarrollando su actividad profesional?
– He trabajado principalmente como solista en conciertos de obras histórico corales de Mozart, de Beethoven. Me he presentado, por ejemplo, con la Orquesta Nacional de España en el Auditorio Nacional de Madrid, y con las sinfónicas de Sevilla, Galicia y Extremadura. Y a nivel de ópera también me he presentado como solista incluso en Francia.
– ¿Qué proyectos tiene actualmente?
– Este verano me marcho a los Estados Unidos porque me han elegido para ser la solista para cantar Aída con la Seattle Opera.

 

ANA MARÍA CAVERO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *